Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
Todos alguna vez hemos perdido las llaves de la casa por alguna distracción o descuido, no debes sentirte mal, esto pasa a más personas de las que podrías imaginarte, es muy común y recurrente perder las llaves de los candados. Por supuesto cuando esto pasa lo menos que queremos es tener que romper el candado, mucho menos tener que hacer daño a paredes, gavetas, lockers, etc., pues bien para evitar todo esto te hemos traído una solución.
Materiales que necesitarás
Lo primero es buscar los materiales, no te preocupes no tendrás que hacer un gran gasto y son fáciles de conseguir:
Dos clips de papel grandes
Una pinza, para darle formas a los clips
Lo que debes hacerTeniendo el primer clip, dóblalo hasta que tenga forma de ganzúa. Para hacerlo debemos desdoblar el clip para luego pasar a hacer una especie de L, donde la parte de abajo de la L no necesita ser muy larga.
Insertaremos esa parte recta en el extremo más abierto del candado, para usarla como una ganzúa. Algunos cerrajeros también hacen un doblez hacia arriba en la punta de ganzúa pero no es estrictamente necesario.
Ahora para el segundo clip, debes desdoblar los dos lados del clip, de manera que quede un alambre recto con una curvatura en uno de los extremos. Ejerciendo un poco de presión, doblaremos el extremo curvo hacia abajo, como una llave, para esto haz una curva en el extremo curvo, debe tener más o menos 1 cm de largo.
Toma tu candado y coloca el clip que tiene la curvatura, al que llamaremos “llave de tensión”, en la abertura o en el ojo del candado. Con ayuda de nuestro dedo comprobaremos si nos permite mover la llave de tensión a la dirección hacia la que abre el candado, de manera tal que se regrese a su punto inicial.
Este paso tiene su técnica ya que si ejerces mucha presión doblaras el clip, pero si lo haces muy lento el clip no cumplirá su trabajo. Pero tranquilo, no es tan difícil como parece, con un poco de práctica lo lograras.
Ahora introduce la ganzúa en la parte superior del ojo del candado y “rastrilla”. Rastrillar es cuando introduces la ganzúa en la parte posterior del ojo del candado y lo quitas rápidamente mientras lo mueves hacia arriba.
Hazlo un par de veces para localizar algunos pasadores. Haz todo esto mientras mantienes la presión en el otro clip.
Tienes que ubicar los pasadores del el candado, en los candados americanos se cuenta con más de uno. Haciendo movimientos rotativos los encontrarás y los sentirás, cuando sientas que tienes que hacer algo de presión.
Presiona los pasadores, asegurémonos de aplicar una presión rotativa con la llave de tensión. A medida que presionas los pasadores, debes sentir un movimiento al regresar los pasadores a su posición.
Mueve la ganzúa invirtiendo la presión necesaria en la llave de tensión hasta desbloquear todos los pasadores, cuando escuches clic, asegúrate de girar la llave de tensión para abrir el candado.
Sabemos que no es una técnica fácil, sin embargo te ahorrará mucho dinero. Y al empezar a tener práctica en la técnica, podrás también ahorrar mucho tiempo. No tendrás que verte en la necesidad de un cerrajero cada vez que olvides tu llave en alguna parte y podrás ahorrarte el gasto de tener que invertir en un candado nuevo.
Te tomara un poco de tiempo lograr la experiencia necesaria. Las personas con práctica logran abrir el candado con un solo movimiento, pero tranquilo, no pierdas la paciencia, después de algunos intentos podrás lograrlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies